La mirada del bosque es siempre a través de la verticalidad, de rendijas que nos confrontan al paisaje. La casa se posa en la topografia y convive con el paisaje, se materializa con la mirada a través de las rendijas y celosías, que permiten descubrir lo que se oculta en los intersticios del bosque, en sus olores, sus sonidos y sus temperaturas. En la costa peruana muy pocas veces podemos estar entre el bosque y el desierto. La casa se protege del desierto y el bosque encuentra su extensión en el interior de la vivienda, el espacio es una celosía a escala del territorio en donde las miradas se pierden en la inmensidad del deseo.

Premio Concurso de Calidad arquitectónica CELIMA

Casa FS

Categoría: Vivienda Unifamiliar Temporal
Ubicación: Cañete, Lima, Perú
Año: 2003

Segundo Puesto Celima 2003

Fotografía: Juan Solano
casa-FS-01
casa-FS-02
casa-FS-03
casa-FS-04
casa-FS-05